Algunos países de la región participarán en la producción de vacunas contra el COVID-19, pero las cifras muertes y contagios dan pocas esperanzas de una mejoría. Un resumen de la situación actual.