Brasil es el país latinoamericano más afectado por la pandemia y la población indígena es especialmente vulnerable. Una enfermera denuncia que no se están registrando los fallecimientos de los indígenas de Manaos.